La Invitación Correcta

La invitación es posiblemente el paso más importante de todos. En la medida que te conviertas experto/a en la invitación, la presentación y en el seguimiento, en esa medida crecerá tu negocio.

A LR se conectan tres tipos de perfiles de personas bien diferenciadas, aunque algunas personas tienen más de una de estas características:

1.- Consumidores/as

Personas que les gusta cuidarse y se preocupan por la salud de su familia, usan productos naturales y de garantía. Suelen clientes de los herbolarios, de terapeutas naturales o tradicionales, hacen deporte y cuidan su nutrición y su piel. Aprecian los productos naturales y la calidad. 

2.- Vendedores/as

Personas a las que se les da bien, no tienen prejuicios hacer venta directa, lo hacen de forma habitual, o venta por catálogo o en otras formas. Suelen ser personas abiertas, simpáticas y comunicativas, que se relacionan con facilidad con otras personas.

3.- Emprendedores

Personas que han comprendido el plan de marketing, el negocio de recomendación y crean una red. Personas que promueven las ventajas de afiliarse a LR y generar un complemento de ingresos cada mes mayor. Su objetivo es crear un negocio a medio, largo plazo que les genere ingresos residuales de por vida.

Mientras más personas invitas a descubrir la oportunidad, más discernimiento vas a adquirir, lo que te ayudará a detectar cada vez más fácilmente el tipo de perfil de persona que tienes delante. 

Identificarás sus intereses y necesidades. Para ello debes observar, empatizar y escuchar a la persona para averiguar que le motiva realmente.

De ese modo sabrás qué hacer. Presentarle un producto que pueda resolver un problema o invitarla a asistir a una presentación del negocio. Si te esfuerzas por desarrollar habilidades de comunicación y aprendes a conectar de forma natural con las personas, tus posibilidades de éxito en este negocio aumentarán muchísimo. Cuando una persona confía en ti, confiará en tu criterio y es entonces cuando podrás compartir con ella tu actividad.

Veamos como invitar…

Personas Consumidoras:

Personas Vendedoras:

A.- Personas Emprendedoras:

Varias opciones, siempre sinceras y con un tono amable…

  • ¡Acabo de encontrar el negocio que por fin podemos desarrollar juntos sin dejar nuestros trabajos actuales. Necesito que quedemos cuanto antes para explicarte los detalles!».
  • Acabo de empezar una actividad/negocio muy interesante, y he pensado en ti, por que me encantaría que lo desarrollásemos juntos. ¿Cuándo nos vemos? ¿Mañana o pasado?
  • Acabo de empezar un negocio desde casa con mucho potencial para generar ingresos extras, y necesito que me des tu opinión. ¿Podemos vernos esta tarde 20 minutos?
  • Estaba a punto de salir, pero necesito hablar contigo de un asunto importante, ¿Cuándo tienes 20 minutos?
  • Mira, el motivo de mi llamada es porque he conocido un grupo de empresarios que están enseñando y ayudando a la otras personas a emprender con éxito. Me gustaría invitarte a conocer de qué se trata. Si quieres podemos hacer una reunión con ellos. ¿prefieres conocerlos on line desde tu casa o concierto una cita con uno de ellos?
    Perfecto, el lunes dan una charla a las 20:30 on line. Te paso el enlace y al terminar te llamo.”

B.- Personas Emprendedoras:

Emprendedores que quieren hacer el negocio (si son personas desconocidas):

Tu: «Hola buenas tardes, mi nombre es XXXXXX veo que es usted una persona con un perfil comercial y estoy seguro de que debe ser una persona emprendedora. ¿Me equivoco?»
Ella: “Pues sí. Soy una persona muy ocupada y emprendedora”
Tú: “Estupendo, por que hay pocas personas así, y me gustaría poder hablar con usted 20 minutos cuando le venga bien para mostrarle una forma de emprender que estoy seguro le puede mejorar mucho su calidad de vida ¿podemos quedar esta tarde y se lo explico o mejor mañana?”

Esto son simplemente unos ejemplos. Debes de lograr encontrar tu propia forma de expresar estas ideas u otras que se te ocurran. Y sobre todo tenemos que respetar la opinión de la gente. Si a una persona, solo le interesa adquirir sus productos más económicos, no le hables de hacer negocio.

Esa persona ya sabe que hay un negocio detrás de estos productos, si no te pregunta no insistas. Eso sí, a este tipo de perfil debes hacerle un buen seguimiento: invítala a las presentaciones del doctor acerca de los productos, mantén el contacto e infórmala de todas las novedades y ofertas.