Casa / Formación | Nivel 2 / Programarte para el éxito

Programarte para el éxito

El hombre, por si sólo, tiene el poder de transformar sus pensamientos en la realidad física.

Definir y visualizar tu “porqué”

La importancia de tener un verdadero “porqué”

Para el 99% de las personas que empiezan su negocio de Marketing en Red, lo primero que quieren es recuperar su “inversión”, obtener una primera ganancia y a partir de allí ver cómo les va. Es una buena motivación a corto plazo, pero no será suficiente para llevar a cabo tu proyecto.

Las razones son el motor de todo. Si tienes razones débiles, abandonarás fácilmente a la primera dificultad. Sin embargo si tienes razones fuertes y poderosas, podrás superar cualquier obstáculo en tu camino hacia el éxito.

Por eso es fundamental tener un verdadero “porqué”, un motivo importante, una causa verdadera, un deseo ardiente, un propósito, un sueño, algo que te motiva y te anima a tomar acción cada día.

Identificar tu “porqué”

Pensar en lo que te motiva

Repasa simplemente las cosas buenas que quieres conseguir para ti y para las personas que más amas, y determina cuales son las que más te motivan.

Tal vez sea conseguir mejor salud, una vivienda mejor, viajar a otras partes del mundo, conseguir un coche elegante y con buenas prestaciones, vestir más elegantemente.

Otro deseo pudiera ser ayudar a otras personas, disponer de más tiempo libre, hacer obras benéficas o simplemente tener tranquilidad y que el dinero no sea un problema. Cualquier “porqué” es lícito. Lo importante es que te motive de verdad.

Profundizar para encontrar tu “porqué” absoluto

Muchas veces un “porqué” verdadero es uno que consideres como absoluto. Cuando no puedes imaginar un futuro alternativo. Entonces estarás totalmente enfocado y emplearas todos los recursos a tu disposición para conseguirlo.

Por ejemplo: si tu motivación es “dar una buena educación a tus hijos” y que no puedes imaginarte un futuro en el que te sea imposible económicamente, entonces tendrás un “porqué” absoluto, porque considerarás que “tienes que conseguirlo sí o sí”.

Ponerlo por escrito

Tu “porqué” se puede traducir en metas. Las metas son sueños con una fecha límite… Esto significa que deben estar escritas y planificadas. No es lo mismo desear algo que trazarse un plan para alcanzarlo. Por eso, escribe tus metas y ponles una fecha límite. Puedes utilizar la hoja más abajo.

El poder de la visualización

Habrás escuchado a muchas personas de éxito decir que todo partió de un deseo ardiente de conseguir algo y que tuvieron una imagen cristalina en su mente de lo que querían conseguir.

Es porque siempre hay que ver las cosas con la mente antes de verlas en la realidad.

Por eso te recomendamos que ilustres tus metas con imágenes o fotos y que las ponlas bien a la vista en un tablón o en tu nevera. Así volverás a verlas una y otra vez y te recordará “por qué” te decidas a la actividad LR. Cada vez que visualices lo que quieres, te sentirás positivo, motivado y te ayudará a seguir enfocado en tu negocio LR, aunque las cosas no vayan siempre tan perfectamente como tú quieras.